AirMovers - Factores climáticos y el uso de ventiladores HVLS

Factores climáticos y el uso de ventiladores HVLS

Cualquiera que sea la región en la que vive o trabaja, tiene su clima propio. Ya sea caliente y húmedo, frio y húmedo, etc. las condiciones de clima de cada región afectan directamente el clima del interior del lugar en donde trabaja. Todo el personal dentro de un edificio trabaja más productivamente en una atmosfera confortable.

Para poder analizar la eficiencia de los ventiladores HVLS (Alto Volumen Baja Velocidad) en diferentes condiciones climáticas, primero hay que establecer con que instalaciones se cuentan, su clima interior y las condiciones únicas con las que se cuentan.

¿Qué moldea el clima interior de un edificio?

Los dueños y administradores de grandes instalaciones como almacenes, centros de distribución, fábricas y espacios de oficinas abiertos, han aprendido a distinguir 4 condiciones de clima:

  1. Temperatura Radiante: Los objetos y maquinas pueden o no irradiar calor. Paredes y ventanas frías reducirán la temperatura del aire, y maquinaria funcionando aumentará la temperatura ambiente. Todas estas variables afectan la temperatura radiante a través de las instalaciones y pueden crear mini climas. Los mini climas, sucesivamente, variarán las necesidades de enfriamiento a través de las instalaciones.
  2. Velocidad del Aire: Sin movimiento de aire, incluso temperaturas cómodas se volverán bochornosas. La velocidad en el aire enfría evaporando la humedad en la piel y las superficies. Sin embargo, el calor evaporado solo se mueve en el aire.
  3. Humedad Relativa: La humedad es relativa a la cantidad máxima de agua que el aire puede mantener. Una humedad relativa entre 40% y 70% generalmente no afecta el confort térmico.
  4. Factores Personales: Los ocupantes individuales de un espacio tienen diferentes metabolismos, usan ropa diferente y gastan diferentes cantidades de energía. No obstante diferentes organizaciones han recomendado directrices a seguir.

 

Los ventiladores HVLS hacen edificios más saludables en cualquier clima. El clima exterior varia, así mismo las zonas climáticas interiores. 4 soluciones para mejorar las condiciones climáticas de tu edificio son:

  1. Des estratificar las capas de calor: Los ventiladores HVLS mueven tal cantidad de volumen de aire que rompen las capas horizontales y verticales de aire estancado, reordenando su estructura molecular.
  2. Redistribuir el calor radiante: Cada recinto tiene algo de calor, el calor irradia de las personas, animales y maquinas. Donde el calor se eleva, los ventiladores HVLS lo redistribuirán, incluso en aquellos meses de invierno en que el calor sea necesario para mantener el nivel de confort.
  3. Aumenta el movimiento de aire: Algunos climas tienen un calor seco. Sin embargo cuando la temperatura se eleva, el calor sigue siendo calor. En estos casos cualquier movimiento de aire es mejor que ningún movimiento. Velocidad en el aire promoverá evaporación que enfriará la piel.
  4. La gente se puede aclimatar, pero eso no quiere decir que disfruten temperaturas extremas. ¿Estas cómodo trabajando a 21°C? Te quejaras cuando la temperatura alcance 27 grados.
  5. Reduce las temperaturas en conjunto con tu consumo de energía: Investigaciones extensivas por parte de ASHRAE muestran la conexión entre el flujo de aire y la percepción del clima. Perseguir una diferencia en la temperatura, más allá de lo que los ventiladores HVLS puedan lograr, es solo desperdicio de energía.

 

Suscríbete

Buscar Productos



Productos Destacados


Compartir Contenido